28.9.07

Los tiempos cambian

Para todos aquellos que desconfían de la urdiembre cibernética, para aquellos que creen que la poesía debe permanecer en las estanterías... Un documento imprescindible:


(pinchen en la foto. Dedicado a Raf LeNoir, en agradecimiento)



1 comment:

Adso de Melk said...

Una infamia bien urdida, esta que me hace sujeto de tan vil calumnia y tuerce mis palabras.
Jamás dije: ¡viva el códice!, sino: viva el cóñice!