24.5.08

Doce versos para Maupassant

Dedicado a J.S.W.

El único consuelo es comprenderse
permitiendo, eso sí, un margen de error
donde quepan los jueves neurasténicos
de mayo, los reproches adiposos,
las lecturas frugales de Cirlot
y un retrato heredado de un caudillo.

Y muy de vez en cuando, con cautela,
-tras seis o siete copas, nunca menos-
adivinar cuál fue nuestro pasado,
al salir a la noche como cuervos
que odian la poesía cuando mienten
y escriben en el hielo que hay futuro.



No comments: