1.12.08

El Regreso




Regresar de la muerte es improbable.

Regresar del amor un imposible.

La persona que vuelve sin saber nunca a dónde,
bajo las tenues luces de farolas quebradas;

la persona que vuelve sin saber nunca a dónde,
sabiendo que sus viajes ya no sirven;

no conoce otra patria que el pecho de la ausencia.
No entiende ya la lengua de los hombres,
y todas sus costumbres le parecen banales.

Esa persona triste que ha visto medio mundo
buscando los dos cuartos desgajados del alma
no quiere volver nunca. No puede volver nunca.



De Cabotaje, Editorial Delirio 2008


5 comments:

Anonymous said...

¡El más grande de todos!

Merche Pallarés said...

Regresar del amor NO es un imposible... Besotes, M.

Anonymous said...

Solo se puede volver a las habitaciones compartidas del placer y el dolor, pero a lo que está dentro del mar solo se puede regresar a través de las palabras. Al fin y al cabo, ninguno cambia y es mejor la inmensidad que imaginar lo que hay más allá, no sea que haya tierra..
Un saludo

P.D.: Un gran poema;)

Anonymous said...

En el anónimo no me ha salido el nombre.

Gema

Rachel said...

Aún no he podido conseguir Cabotaje, fui a comprarlo pero no estaba, sigo releyendo los hijos de los hijos de la ira pq me inspira.
Estoy con merche en que regresar del amor NO es imposible, o al menos eso me gusta creer.

Un saludo,

Rachel