23.5.09

Reseña de 'MEMORÍA' en el ABCD

Un poco de autobombo (con perdón): transcribo la reseña que ha salido hoy en el suplemento ABCD del ABC. El libro, por si acaso, está disponible (y más barato) comprándolo en la web (no hay gastos de envío) de la editorial Huacanamo, AQUÍ. Gracias. B.C.

A poder ser
Ben Clark


MEMORÍA

Ben Clark

Huacanamo. Barcelona, 2009

70 páginas. 11,95 euros.



LUIS GARCÍA JAMBRINA

Ben Clark (Ibiza, 1984) se dio a conocer, como poeta, con Secrets d’una Sargantana (2001), al que siguieron Cabotaje (2005, reeditado en 2008) y Los hijos de los hijos de la ira (2006), libro de carácter generacional con el que obtuvo el XXI Premio Hiperión y alcanzó cierta notoriedad. Memoría –el título es un híbrido de memoria y muerte- cierra la Trilogía del Somme, compuesta también por el anterior y El arrecife (inédito).

Memoría presenta una estructura tripartita, con un prólogo existencial, “Maïakovski aparta, pensativo, la nieve de su puerta”, y un epílogo irónico y metapoético, “A un poema extraviado en correos”. El primero es una especie de programa vital (“extrapolar la vida de la tinta / y salir a la calle a ser un hombre /más, un hombre feliz, a poder ser”), mientras que el segundo concluye así: “Es igual: al final todo es lo mismo”.

De una forma u otra, la muerte lo preside todo, y , de manera especial, la primera parte del libro, “Breve historia de la muerte”. Incluso, la belleza contiene a la muerte en su seno: “No me adviertas, /no quiero conocer las consecuencias, /no quiero ni siquiera sospechar / cuánta muerte se esconde en la belleza”. La memoria, por lo demás, no es recuerdo de la vida, sino confirmación de la muerte. Tampoco la luz inspira demasiada confianza: “La oscuridad es cierta y es sincera, / no hay luz que no nos mienta a largo plazo: / la luz, siempre de paso, siempre en otro / lugar distinto y nunca en el futuro”. De ahí el tono de desesperanza, incertidumbre y desengaño que impera en todo el poemario. Frente a ello, lo único que cabe es la afirmación de la vida y la apuesta por la felicidad.

La segunda parte está centrada en la poesía y en la enseñanza universitaria; el título “Hai excomunión”, procede, de hecho, de un aviso existente en la biblioteca antigua de la Universidad de Salamanca donde se advierte del castigo que aguarda a los que osen robar libros. Los poemas aquí se mueven entre la crítica irónica (“Vivat Academia, vivant Professores”) y la reflexión existencial (“Me pregunto qué esperan sobre el conglomerado, / qué les han prometido para arquearse así, / rindiendo pleitesía, cargados de esperanza”. Por último, nos encontramos con una serie de “Omenages” –escrito así, con ortografía antigua-, donde alternan los poemas en verso con los poemas en prosa. Tanto en unos como en otros, destaca la fluidez del ritmo, el rigor del pensamiento y la fuerza de las imágenes. Una obra de madurez.



+ Reseñas de MEMORÍA pinchando AQUÍ.



No comments: