7.9.09

Itakaká



Para Víctor Barlcells Matas
que me llevó al estadio azulgrana
sin esperanza.

Cuando veas al fichaje Kaká
pide que el partido sea largo,
lleno de aventuras, rico en experiencias y conocimiento.
No temas a los culés ni a los árbitros
ni al colérico Guardiola,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los barcelonistas ni a los árbitros
ni al salvaje Guardiola encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el partido sea largo.
Que muchas sean las tardes de estadio
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a goleadas nunca vistas antes.
Detente en los emporios del Bernabeu
y hazte con hermosas mercancías,
camisetas y bufandas, pósters y llaveros
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchos partidos de Champions
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Kaká en tu mente.
Que sea pichichi es tu destino.
Mas no apresures nunca el fichaje.
Mejor que dure muchos años
y vender, viejo ya, al Milán,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar que Kaká se haga fofo.

Kaká te brindó tan hermoso viaje.
Sin él no habrías ganado por fin al Barça.
Pero no tendrá ya nada que darte.

Aunque lo halles lesionado, Kaká no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta cantera,
entenderás ya qué significan los Kakás.



3 comments:

Andrés Catalán said...

Qué prolífico estás últimamente...

Anonymous said...

http://www.youtube.com/watch?v=eCz0y-IXbdc

only this.

Edwinfire said...

Ben Clarck, eres malo como tu solo. Deja de torturarnos con tus ocurrencias de mono de feria.