30.10.10

Reload



La idea era escribir sobre cartuchos

de tinta.
Cartuchos como balas y poemas…

Y no.

Era una tontería.

Se puso la chaqueta y salió en busca
de todas las promesas que le hicieron.

Tenía veintiséis años. Había
leído algunas cosas y una vez
burló a la muerte o eso es lo que cuenta.

La tarde era otra tarde y qué decir
de esa vaga tristeza,
del cartucho de tinta sin usar
que esperará otro día en su bolsillo.




Ben Clark
Otoño. 2010



3 comments:

Chity Taboada said...

Tercero que me encanta de los que has escrito, o yo leído, este otoño. Quizá éste el que más.

Si seguimos así, habrá un buen libro. De momento continúo pensando en lo de la vela, pero no sé a quien ponérsela. Preguntaré a Vargas Llosa.

Chity.

Julio Béjar said...

Me gusta

Un saludo

Luis Llorente Benito said...

Muy cincuentero. Me gusta!