16.1.11

Fricciones

Despertaron al mismo tiempo en lugares distintos.

Víctor Balcells Matas



Los escritores muertos no suelen madrugar,
y al despertar escriben
que el otro escritor ha muerto aquella noche.

Así viven. Matándose aunque muertos
porque el piso es pequeño; la ficción
de dos vivos no cabe.

El primer escritor no es escritor
es más bien un poeta aproximado
pero no le da miedo que lo mate
el otro que, por cierto, fue el primer asesino.

El segundo escritor no es el segundo
sino el primero porque es escritor
de párrafos enteros
y lánguidas ficciones. Es malvado.
El poeta tampoco es inocente.

Se roban cada día los detalles
de sus historias. Antes conversaban
pero ahora ya están muertos para el otro.

Tiene el piso dos cuartos, tres mil libros,
un Mackintosh antiguo, un PC viejo,
y dos cuerpos que escriben
dos muertos que se juegan cada día
el triste porvenir de la ficción.




B.C.




2 comments:

gsus said...

Pum.

Y otro abrazo simétrico.

rhinslumber said...

Masturbación torrenteraaaa... Más extraño que la ficción indeed. Sale de tu habitual temática. Buen poema. Oh tú, hombre del extrarradio, los bancos de humo te esconden...