22.1.11

La isla

Ibiza

¿Tren? ¿Pero un tren adónde?


De una conversación con peninsular



Nací al nivel del mar y fui educado

en una escuela pública,
allí se procuraba que entendiéramos
que cualquier dirección para nosotros
sería cuesta arriba.

Nos soltaron un día y hubo fiesta,
besos, gritos, la vida por delante.
Y al llegar a las aguas nadie habló
y al llegar a las aguas regresamos hundidos,
–recuerdo que fue así–,
inmóviles errantes, juventud
perfectamente aislada.

Algunos compañeros lo lograron,
tengo noticias suyas por la prensa;
Carnegie Hall, Manhattan –qué ironía–,
Ámsterdam o Abu Dabi,
da lo mismo,
en todo el mundo llenan los teatros
con hombres de altura y damas azoradas
que escuchan nuestra historia,
nuestra historia;
el testimonio oscuro de jóvenes que nunca
llegaron a albergar una esperanza.



B.C.

1 comment:

estelblau... said...

juventud perfectamente aislada... ;) me encanta