20.1.11

Una habitación con vistas



I don't care what I see outside.


E. M. Forster

No salgas al balcón a ver los coches
alejarse y llegar,
no intentes ver en ellos
el ritmo de la bestia que respira.
No vive la ciudad.
Es un acuerdo muerto entre bastardos
(la ciudad no es verdad).

No salgas al balcón, no te equivoques
mirando hacia los muros,
preguntándote quién es el que está
a las afueras. ¿Tú,
mirando hacia los límites del foro?

No salgas al balcón a ver la noche
disiparse en el blanco
-aquí la niebla siempre ha sido amable;
en su centro se crea la ciudad que quisiéramos,
la ciudad de los vivos,
la ciudad que es verdad
-.
No salgas al balcón:
no hay nada ya en sus vistas para ti.




De El amor del dodo
2012






B.C.

2 comments:

Layla said...

me encantó, voy a leer más...

Luis Llorente Benito said...

"Es un acuerdo muerto entre bastardos"...

Cojonudo.

Y como siempre, tiene mucho ritmo. Pero claro, lo haces intencionadamente, contando sílabas, en vez de buscar el ritmo interno (y magnífico) que puede llegar a tener el verso libre radical.

"el ritmo de las bestia que respira."