25.2.11

El Barco


I'm the New England man. I'm vital in New England.
Death of a Salesman




Siempre cuento la historia de los barcos.
Es una buena historia.
Mi padre, marinero, surca los siete mares
transportando veleros hacia el norte.
Pero yo no lo he visto ni conozco
a nadie que me pueda confirmar
hasta dónde es historia nuestra historia.

Porque este cuento es nuestro, suyo y mío:
mi padre, jubilado, corta leña,
prepara sus pastillas, bebe vino
y espera, junto al fuego, mi llamada.

Llamaré desde un barco,
tengo veintiséis años y poseo
unos pocos derechos
de autor que constituyen todas las esperanzas
de mi padre en el mar,
de mi padre en un mar sin fin, sin olas,
de mi padre viajero, viejo lobo.
Aunque no haya pisado nunca Nueva Inglaterra
lo he visto navegando
rumbo a Boston, perdido.

En Boston siempre cuenta que sus hijos
son fuertes, que uno escribe, que algún día
le comprará un velero con sus libros,
que todo le va bien, todo va bien,
que pronto llamará, si tiene tiempo,
y hablarán del futuro y de ese barco.





Ben Clark

De La mezcla confusa
(Universidad Popular José Hierro. Marzo 2011)

No comments: