5.4.11

'Ya estamos en abril' de Jorge Barco




No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.
No me digas que no hay nada más triste,
un turno de noche es mucho más triste.

HIDROGENESSE


Rumor de cables pelados
con luz artificial y sueño y miedo atemporales.
Hoy es un día o es otro,
es una fecha aleatoria que anuncia el calendario:
hoy.

El estado meteorológico
se rige a gusto de un guarda de seguridad
que tal vez ahora duerma,
que vive en Barcelona o en Madrid,
todo según le plazca al operario tan lejano,
según el tiempo que haga ahora en su ciudad.

A veces fuera llueve y hace frío
y dentro sudas tinta y almohadillas.
A veces fuera llueve y hace frío
y dentro sientes congelada la garganta.

Entre conversaciones telefónicas,
murmullos y tecleos, avisos y alguna mano alzada,
conoces cómo vive solitario
un anciano al que le falla el corazón,
conoces las peleas, abandonos, lo que ponen por la tele,
la música que escuchan a diario,
conoces su paciencia y sus cabreos,
y el contenido de sus correos electrónicos.

Vives de noche,
ajeno a los horarios familiares,
oculto en una nave a las afueras,
pegado a unos cascos y a un ordenador.

Eres un niño-dios con contrato de obra y servicio
a jornada completa.



Jorge Barco
(
Salamanca, 1977)
del libro
Algún día llegaremos a la luna







No comments: