3.5.11

Un poema de Yaiza Martínez

Yaiza Martínez

En este poema,
sembrados como yesca los cuerpos de una especie acabada
por obediencia
a la respiración

se continúan la chispa del odio, el miedo y las voces
que han de quedar prendadas
en gargantas desconocidas

*

Cabalgaron a horcajadas sobre los perros del cielo
pensando que aún vivían,

luego bajaron la barbilla hacia el esternón
se acercaron al río para entregarse

Recordaron entonces la voluntad que los llevó a los cuerpos
y no volvieron a sentirse pequeños, a pesar del dolor
[y de sus inmensas
carcajadas callosas

Manos agigantadas
los contuvieron,

antes del río

*

En este poema ingresaron luego las letras-
el estruendo de tus pasos

-todos te oyeron cabalgar-

para gargantas que los conocieron, únicamente


de mis manos al libro.




Yaiza Martínez
(Las Palmas de Gran Canaria, 1973)
de Siete - Los perros del cielo
Ediciones Leteo, 2010




1 comment:

juan bello said...

Es un buen adelanto. Intentaré conseguir el libro.