11.6.11

Cuatro cinco nueve cero

Concorde Crash


Tengo constancia por una pulsera
tuya, fosilizada debajo de la cama,
de que en el último instante
del vuelo Air France
cuatro cinco nueve cero
(el Concorde despegando mientras una voz grita
"Fuego en la cola. Repito: fuego en la cola!")
yo pensé en ti en un sitio muy lejano,
apartado del ruido,
en un árbol antiguo, junto al mar,
en medio de la calma pensé en ti.
La gente se moría en un avión
y nosotros allí, como si nada,
más allá
del punto de no retorno.



B.C
.

3 comments:

Helenaconh said...

es así, ¿no? la gente se quema, o se muere, pero mientras los demás podemos querernos o besarnos...y es bonito

estelblau... said...

es bonito pero es fuerte...

Anonymous said...

Me ha gustado mucho. Por cierto, me encantó 'Basura'. M.