26.9.11

'In Memoriam' de E. A. Mackintosh

Lieutenant Ewart Alan Mackintosh
Soldado raso D. Sutherland, muerto en combate en una trinchera alemana el 16 de mayo de 1916, y los otros que murieron.



Así que tú eras el padre de David,
y él era tu único hijo,
y el musgo de la turbera recién cortado se pudre
y el trabajo ha quedado sin hacer,
porque hay un hombre viejo que llora,
sólo un anciano con su dolor,
por David, su hijo David,
que no regresará.

Oh, las cartas que te escribió,
–y puedo verlas aún–:
ni una palabra sobre la guerra
pero sí sobre las ovejas en la colina
y sobre cómo deberías recoger la cosecha
antes de que el año se vuelva más tormentoso,
y los bosches tienen ahora su cuerpo,
y yo era su oficial.

Tú eras sólo el padre de David,
pero yo tenía cincuenta hijos
cuando salimos al atardecer
bajo el arco de los cañones,
y regresamos al crepúsculo
–¡oh, Dios! Los oí llamar
pidiéndome ayuda y una misericordia
que no podría ayudarlos–.

Oh, nunca os podré olvidar,
mis hombres, que confiasteis en mí,
más mis hijos que de vuestros padres,
pues ellos sólo podían ver
a los indefensos pequeños bebés
y a los hombres jóvenes en su orgullo.
Ellos no podían veros morir,
y sosteneros mientras moríais.

Felices y jóvenes y aguerridos,
vieron a sus primogénitos partir,
pero no los fuertes brazos partirse
y los bellos hombres traídos abajo,
los lastimosos cuerpos retorcerse,
gritaban “No me deje, señor”,
pues ellos eran sólo vuestros padres,
pero yo era vuestro oficial.
E. A. Mackintosh






IN MEMORIAM

Private D. Sutherland killed in action in the German trench, May 16th, 1916 and the others who died.

So you were David’s father,
And he was your only son,
And the new-cut peats are rotting
And the work is left undone,
Because of an old man weeping,
Just an old man in pain,
For David, his son David,
That will not come again.

Oh, the letters he wrote you,
And I can see them still,
Not a word of the fighting
But just the sheep on the hill
And how you should get the crops in
Ere the year get stormier,
And the Bosches have got his body,
And I was his officer.

You were only David’s father,
But I had fifty sons
When we went up in the evening
Under the arch of the guns,
And we came back at twilight –
O God! I heard them call
To me for help and pity
That could not help at all.

Oh, never will I forget you,
My men that trusted me,
More my sons than your fathers’,
For they could only see
The little helpless babies
And the young men in their pride.
They could not see you dying,
And hold you while you died.

Happy and young and gallant,
They saw their first-born go,
But not the strong limbs broken
And the beautiful men brought low,
The piteous writhing bodies,
They screamed ‘Don’t leave me, sir,’
For they were only your fathers
But I was your officer.




Ewart Alan Mackintosh
(4 de marzo de 1893-23 de noviembre de 1917)
Murió el segundo día de la batalla de Cambrai, a los 24 años.





2 comments:

Anonymous said...

Lo siento, pero les vi con ella.

Anonymous said...

Con esa metralleta reforzada y en el puente, etc.