23.5.14

Llegó el día





Pantalla Niño


Todo estaba al alcance en aquel tiempo.
Los grandes bombarderos se cargaban
de aquel genial invento de los hombres;
la palabra amarrada a la columna.
Y cuando los motores estridentes
rugían sobre plazas y colegios
–sus miasmas lamiéndole los ojos
a los mismos que el ruido ensordecía–,
era fácil dejar la rebelión
en manos de otro día, otro momento.
Sobre la Red, las moscas navegaban
inconscientes. Felices. Deslumbradas
por la angulosa luz.
Llegó el día;
las membranas de acero inoxidable
espetaron entonces
un último mensaje.
No hablaba de esperanza.
No hablaba de futuro y sin embargo
lo escucharon los árboles resecos,
lo adoraron las rosas macilentas,
los perros embozados, los canarios
neuróticos, los óvulos de hielo
y los niños besados por el cólera.
Ya no era necesario hablar apenas.
Ya no quedaba nada que decirse. 




B. C.
Los hijos de los hijos de la ira 
Hiperión. 2006




1 comment:

Anonymous said...


Mayo del Dos Mil Catorce,

~Perdurar~

Dias sombrios
para la flor del manzano
sus petalos violeta se esparcen
por el jardin igual
que las hojas de Otonio...

Recuerdo cuando el arbol
parecia que se moria
con el frio y la tempestad
y sin embargo sin un abrigo
ha dejado de afligirse
y ha vuelto a florecer
con el canto de los pajaros
y nidos en sus ramas...

Supongo que la dureza
de su vida no debe ser
como la del Ser Humano
incluso en su quietud
la vibreza del ruido, voces
lo aclama a que siga
deleitandonos con manzanas
antes de final de anio...

Ysa,


Feliz Sabado,